6 consejos para ganarle al jet lag

Finalmente, aterrizás luego de un largo vuelo. Te duele la cabeza, sentís el cansancio del viaje y tenés insomnio. Lo más probable es que estés sufriendo los síntomas del jet lagEl jet lag es un transtorno temporal del sueño que padecemos cuando realizamos un vuelo que atraviesa varias zonas horarias.

Durante nuestra vida cotidiana, el cuerpo tiene asimilado los momentos de descanso y alimentación. Pero, al modificar repentinamente la zona horaria, nuestro “reloj interno” se desorienta, porque ya no coincide con el entorno en el que nos encontramos. Esto puede generarte náuseas, dolores de cabeza, malestar estomacal e insomnio.

Tenemos una mala noticia y otra buena para darte. La mala es que el jet lag suele ser peor cuando se viaja desde el oeste hacia el este: algo muy frecuente para los habitantes de estas latitudes. ¡La buena noticia es que podés aminorar el impacto del jet lag! Por eso, te aconsejamos algunos métodos para asimilar el nuevo horario y disfrutar al máximo de tu viaje.

ENTRENAMIENTO PREVIO
Preparar un viaje es mucho más que armar las valijas. Si vas a realizar un viaje largo, es importante que empieces a ajustar tu reloj interno unos días antes de subirte al avión. Un buen ejercicio es jugá a vivir en el horario de tu destino: adaptá los horarios de la comida y de irte a dormir. Podés ir variando de a media hora. Si viajás de Buenos Aires a Asia, podés irte a dormir media hora antes durante varias noches.

APENAS DESPEGÁS
Cuando estés en la cabina esperando el despegue, ajusta tu reloj y dispositivos al horario de tu destino, y “empezá a vivir” tu nueva zona horaria. Por ejemplo, si en tu destino es hora de dormir, intentá dormir un rato durante el vuelo.

AGUA, SIEMPRE
¿Sabías que la deshidratación empeora los efectos del jetlag? Es importante que bebas mucha agua durante el viaje, y de mantengas bien hidratado durante las primeras horas luego del aterrizaje.

REALIZÁ ACTIVIDAD FÍSICA
En relación con lo anterior, realizar caminatas te ayudará a despejar la mente y recuperar el cuerpo luego de las largas horas de avión. Mantenete activo y disfrutá del sol. El contacto con la luz natural es una de las mejores formas de adaptarte al nuevo horario.

EVITÁ LAS SIESTAS
¡Las siestas largas no te ayudarán a superar el jet lag! Por el contrario, pueden empeorarlo. Evitá las siestas de más de dos horas durante los primeros días. La mejor opción es entretenerte: realizá algún paseo que te ayuda a olvidar el viaje agotador.

DATE TIEMPO
Un dato muy interesante: está calculado que, para adaptarse totalmente, tu cuerpo necesita un día por cada zona horaria que atraviesa. Por ejemplo, si viajás de Buenos Aires a Munich vas a necesitar cinco días para acomodarte plenamente.

¡¡BONUS TRACK!! PARA TU SMARTPHONE
La aplicación Jet Lag Rooster te ayudará a organizar tu llegada a destino. En base a tu ubicación y tu ritmo de vida habitual, la app establece horarios para que te expongas a la luz del sol y momento destinados a la oscuridad y el descanso. Esto puede ayudarte a ajustar tu reloj biológico y adaptarte más rápido.

¡Disfrutá tu próximo destino sin jet lag! Y al regreso descansá sobre las sábanas de >>Náutica Deco.

Recent Posts

Leave a Comment